viernes, 13 de marzo de 2009

Mecánica.


Ninguna máquina añora sus piezas irremplazables. Pero si las pierde deja de funcionar, y en ocasiones, cuando hay que aguardar al recambio de Alemania, Japón o Estados Unidos, se la ve languidecer desidiosa, incapaz de producir más que estorbo.
Tal me sucede contigo.

Safe Creative #0903132735324


3 comentarios:

Abol dijo...

Felicitaciones por tu blog.
Saludos
Lilian.

Remitente. dijo...

Todo un honor... Viniendo de quien viene.

Sinuosa dijo...

Excelente.