viernes, 12 de agosto de 2011

Duda Razonable.

Cuando por fin tuve mi aparato reproductor masculino, supe que lo que siempre había querido era ser mujer. Una mujer de verdad, entiéndame; no una que pasa la vida entera lamentándose por no ser hombre. Regresé al quirófano, y aunque salí bastante satisfecha, pronto eché a faltar la sensación de poder automático que siente una cuando es hombre, sin la que me vi incapaz de vivir. Consulté con mi marido, volví a operarme y ahora soy padre en lugar de madre de nuestros dos hijos. Pero la verdad es que no sé si buscaba un matrimonio homosexual al uso. A veces creo que si volviera a ser mujer y me enamorara de otra mujer, encontraría la plenitud que ando buscando.

Este microrrelato se retransmite simultáneamente para toda la galaxia desde la Internacional Microcuentista


3 comentarios:

Raul a q dijo...

jajaja !Qué Bueno! Creo qué lo mejor seria que se operase otra vez y se hiciese perro, por lo que pueda pasar jajaja
un abrazo.

vittt dijo...

nuestra entrepierna tiene mucho que aprender de mr potato. y esposa.

Fernando Remitente. dijo...

Encontrar la identidad -persona, animal o cosa- es siempre harto complicado, Raul a q.

Como siempre, vittt, un argumento más que de peso...