miércoles, 18 de enero de 2012

Interpretación.


¿Cómo explicárselo?
—Me abdujo una nave extraterrestre y, tras no sé cuántas horas y no sé cuántas decenas de preguntas y experimentos, me devolvió sano y salvo al portal.
O creo que sano y salvo.
Y ella hace ese gesto de diapasón con el dedo. El mismo que acompasa con la negativa de su cabeza.
—Está bien —admito —: bajé a tirar la basura y caí en una brecha espacio-temporal. De pronto era un legionario a las órdenes de un centurión loco.
Huí en cuanto pude, pero he tardado una eternidad en volver.
Y ella se cruza de brazos. Martillea la tarima flotante con la punta de su zapato de tacón.
—Ya que me obligas te lo diré —susurro —: me convocó la organización. Misión internacional. Máximo secreto.
Sólo por mencionarlo pongo en peligro su vida, pero ella suspira, resopla, da media vuelta y se marcha después de un portazo que hace temblar las paredes.
Y es casi seguro que da con los extraterrestres. Y viaja en el tiempo. Y toma parte en misiones impronunciables y secretas. 

Safe Creative #1201180935413

2 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Joder, con perdón, con la susodicha. No se le puede mentir ni decir la verdad, pues es capaz de convertir las excusas en realidad y a la inversa.
Me ha gustado esas interpretaciones.
Un saludo.

Fernando Remitente. dijo...

Ya ves, Nicolás. Las hay que nunca se conforman con nada.

Un saludo.