jueves, 26 de marzo de 2009

Desliz.

Yo los presenté. No quiero decir con esto que tenga la culpa, pero dije: «Este es él». Y luego: «Esta es ella». Les vi sonreír después de darse dos besos, antes de disolverse en la algarabía de copas, gente y música en la que suele consistir una fiesta.Hablaron toda la noche. Posiblemente dijeron algunas mentiras pero a ver quién no las dice en tales ocasiones. Cuando comenzaba a salir el sol, se miraron con esos ojos temblorosos que sólo retratan bien en los dibujos japoneses.Se besaron.Pasaron la mañana juntos y gimieron y jadearon y gritaron de esa manera que no se debe hacer delante de extraños.Se casaron y tuvieron sobrinos, luego hijos y finalmente nietos.Él murió y ella murió poco después. Familiares y vecinos aseguran que fueron felices hasta el último día.Pero yo los presenté y posiblemente, siga revolviéndome dentro de la tumba.

Safe Creative #0903262832528

1 comentario:

Sinuosa dijo...

Es muy bueno.
Ya lo dije más arriba y ahora lo reitero: me gusta la agilidad que tienen tus relatos.