viernes, 19 de febrero de 2010

Estados Carenciales.


Bebió, una tras otra, todas las pócimas: la de la invisibilidad, la de la ingravidez, la de la transformación animal y la del reverso tenebroso.
Al terminar, seguía siendo la misma persona.

Safe Creative #1002195554015

5 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

No se puede cambiar a un estado más tenebroso que al de un ser humano.

Qué cuento tan maravilloso, Fernando. Te felicito.

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

estoy con esteban.

Me parece un buen texto, sobre todo por la idea, muy brillante, pero no sé me falta algo de fuerza al final, un poquito más de tensión.

saludos

Fernando Remitente. dijo...

Para mí, le sobra el sustantivo final, "persona". Pero de no haberlo utilizado tendría que haberle dado al protagonista un sexo, el mismo o la misma, y preferí dejarlo así.

Muchas gracias a ambos.

LoQueSobróDeAnoche dijo...

y si se cambia "Al terminar" por "sin embargo"...

porque eso es lo que le pasa no!?
pese a su esfuerzo de cambiar, de dejar de ser... sigue siendo el mismo...

abrazo de gol!!

LoQueSobródeAnoche

Fernando Remitente. dijo...

No estoy muy seguro, LoQueSobróDeAnoche. "Sin Embargo", es adversativa y, aunque quede implícito en el significado del relato, resultaría demasiado explícito manifestarlo en su forma.

Un saludo.