jueves, 29 de abril de 2010

La danza cósmica.


—… Y es que, además de la gravedad, que nos mantiene pegados al suelo, existe otra fuerza que los científicos llaman Lambda, una energía oscura que tiende a despedazarnos. Y dado que se especula con que el universo es en un 95% oscuridad…
—¿Quieres que rompamos?
—Trato de que lo entiendas.

Safe Creative #1004296143006

16 comentarios:

Jesus Esnaola dijo...

Muy bueno Fernando, me gustó mucho. No sé si ves "The Big Bang Theory". Cualquiera de sus personajes podría decir algo parecido.

Saludos

Esteban Dublín dijo...

Yo lo hubiera dejado en:

-¿Quieres que rompamos?

No Comments dijo...

Vaya, vaya con la fuerza Lambda...
Estoy con Estebán, lo hubiera terminado con "-¿Quieres que rompamos?
Tiene más fuerza así.

Un saludo indio

Pablo Gonz, autor de "Libertad" dijo...

Muy bueno, Fernando. Me encantó. Gracias por compartir este cuento.
PABLO GONZ

Acuática dijo...

Yo no quitaría la última frase, es la que da fuerza al relato. Hum... es un microrrelato sobre excusas perfecto, podrías haber participado con él en mi concurso...
Un saludo!

Fernando Remitente. dijo...

Cómo se nota la deformación profesional, Esteban, No Comments, bandidos... Eso es lo que menos me convence del cuento. Sin embargo, aunque no me quedo contento con la última réplica, no la quitaría. El cuerpo quedaría demasiado ambiguo, mientras que así, como dice Acuática, cobra fuerza y sentido. Seguiré ideando esa frase hasta dar ocn una que quede mejor.

Soy muy aficionado a las series, Jesús, pero aún no le hinqué el diente a "The big bang theory". Tendré que echarle un ojo porque ya son varias personas quienes me la han recomendado.

Me alegro de que te haya gustado, Pablo. Un placer seguir recibiendo tus visitas.

Muchas gracias a todos.

Microrrelatos dijo...

Muy bueno. Un microrrelato un tanto apocalíptico. Saludos.

micromios dijo...

La frase final está bien en su ambigüidad. No queda claro si quiere que entienda la ruptura o la fuerza Lambda.
Salut

LoQueSobródeAnoche dijo...

jua!!!!

al leerlo lo primero que me vino a la mente fue Sheldon en "the big band theory" jua! definitivamente el parecido es tremendo.

Bazzinga!!! :P

ya encontré una forma (un tanto científica para) evitar caer como tantas veces en esa frase por demás trillada y hasta falsa del "no sos vos, soy yo"


salú!

Gin Hindew 1.1.0 dijo...

Muy bueno, y concuerdo con que la ultima frase esta bien ahi donde esta, sin ella el sentido no quedaria del todo claro

Miguel Baquero dijo...

Una manera muy científica de cortar con la novia. Quedarás soltero, pero con fama de hombre culto.

Pablo Gonz dijo...

¡Qué manía con podar los microrrelatos si ellos se transforman solitos! Sólo hay que meterlos en un cajón cinco o seis años. Y al volver a ellos se observará que la parte cristalina perdura mientras que lo superfluo se ha convertido en una especie de ceniza muy suave.
Un abrazo a todos,
PABLO GONZ
Siempre es un placer visitar tu página, Fernando.

Raül de Umlaut dijo...

Fantástico, express. Como poeta, me quedo con estas microgenialidades de inmediatez maravillosa.

Saludos desde Cáceres.

Propílogo dijo...

Casi de acuerdo con Pablo Gonz. Cambiaría la A de cAjón por una O.
Si meto un micro relato en un cAjón durante seis años, lo mejor que podría pasar es que al abrirlo, me encuentre con muestras de cremas, gominolas caducadas o una colección de los mecheros que desaparecían. Lo peor es que el mueble donde estaba el cajón haya desaparecido.
Sin embargo, si Redford, en Habana, guarda un diamante bajo la piel de su brazo, ¿por qué no iba yo a guardarme un microrrelato ...?
Por seguridad, digo.

Claudia Sánchez dijo...

Pues a mí me pareció fantástico, con ambigua frase final incluida.
Saludos!

Fernando Remitente. dijo...

Apocalíptico como el universo mismo, Microrrelatos. Cosa grande y peligrosa ese tal universo.

Sigue sin convencerme demasiado esa frase final, micromios, Gin, Claudia. Aunque también sigo viéndola necesaria, claro.

Me alegra dar ideas para las rupturas, LoQueSobroDeAnoche, Miguel. Voto por la soltería. Y la promiscuidad.

También soy partidario de guardar las cosas Pablo. Tanto tiempo como sea necesario para olvidarlas, reencontrarlas y decir: ¿Escribí yo esto?. Para bien o para mal. El riesgo, claro, es el que señala Propílogo. Pero correrlo merece la pena.

Me alegro de que disfrutes con los micros, Raül. Siempre los he considerado como un híbrido entre la poesía y la narrativa. De la primera necesitan de la capacidad de evocar y de la precisión lingüística. De la segunda necesitan la narración.

Muchas gracias a todos.