lunes, 28 de junio de 2010

La condición humana.



—No sé si me molesta más que hables tanto o que sólo digas mentiras —dice, y aspira hasta el fondo. Desliza los dedos bajo su nariz para terminar de absorber.
Maldita puta. Toda la noche acorralándola para nada.
—Mira —dice—, no estás mal. Si me apetece follar luego, te lo hago saber. Pero conmigo deja ese rollo machito galán que llevas porque da nauseas.
Y con una sonrisa que abre todas las puertas, tumba edificios y derriba imperios pregunta:
—¿Vale?
Y a lo mejor se piensa que voy a caer de rodillas. Que soy un señor nadie sin dignidad ni orgullo ni otras mil mujeres llamando a las puertas de mi bragueta.
—Si quieres otra raya lo dices también.

Safe Creative #1006286692495

3 comentarios:

Baizabal dijo...

Me gusta: el tema, la imagen, la narración, el ritmo. Muy bueno.

Saludos

micromios dijo...

El micro te va llevando a través de meandros de palabras hasta un final que se da de bruces con la sorpresa.
Salut

Fernando Remitente. dijo...

Los humanos, ya se sabe, siempre haciendo de las suyas.

Muchas gracias a los dos.