martes, 1 de marzo de 2011

Fórmula.


¿Y esto? —pregunta el becario, ante un compuesto significativamente nombrado como X28.
—Lo añadimos para que estropee las lentes orgánicas y los discos compactos —responde el director.
Cuando está bien seguro de haber oído lo que ha oído, el becario pregunta:
—Pero... ¿Por qué?
El director improvisa una voz documental que al becario le parece plenamente concordante con el ambiente del laboratorio.
—Al principio la gente compra nuestras toallitas húmedas para limpiar el culito de sus bebés. Para eso las hacemos y, como habrá podido comprobar, la fórmula contiene múltiples ingredientes para la hidratación y el mimo.
El becario repasa el listado de componentes que tiene en la mano y no tiene más remedio que estar de acuerdo con el director.
—Pero ocurre que debido a su tacto suave y su naturaleza húmeda, la gente comienza a utilizarlas para distintos fines. Tales como limpiar las gafas, el televisor o cualquier pantalla de cristal líquido. Por eso añadimos el X28.
El becario descubre que la perorata del director le ha devuelto exactamente al principio y decide enfocar la pregunta de otra forma:
—Ya, pero... ¿Con qué fin?
El director mira a los tubos fluorescentes como los antiguos sabios miraban al cielo: abominando de la estupidez de las jóvenes generaciones.

Safe Creative #1103018609445
Fotografía: Peter A.Juley & Son.

8 comentarios:

rodrigo dijo...

Yo sabía, yo sabía que lo que partió mis lentes de policarbonato no fue la caída hacía el piso desde mi escaso metro sesenta.

Miguel Baquero dijo...

Es algo parecido al que crea un programa informático y al mismo tiempo crea su virus para poder crear luego su antivirus y luego un programa informático libre de virus y así indefinidamente

Víctor dijo...

Eso es la cola que se muerde el pez, Fernando.

Un abrazo internacional.

Pablo Gonz dijo...

Muy divertido, Fernando. Tiene algo de estética cómic que, como sabes, me entusiasma. Eso de "voz documental" hay que apuntarlo. Así que lo apunto.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

vittt dijo...

luego está el x30, que añaden a los papeles de lija para que estropee los culos de los niños y las pantallas planas.

Fernando Remitente. dijo...

Y compraremos más televisores y más portátiles y más coches y más gafas, y limpiaremos sus cristales con toallitas húmedas que los averiarán. Y compraremos más televisores y más portátiles y más coches y más gafas, y compraremos más toallitas...

Muchas gracias a todos. Un abrazo.

Pedro Alonso dijo...

Donde la obsolescencia programada no pueda influir, mejor será crear compuestos que impidan que los bienes de consumo duren demasiado. Bienvenidos al capitalismo más descarnado de la mano de los científicos en los que depositamos la esperanza de un mundo mejor. Un relato magnífico, Fernando. Un abrazo.

budoson dijo...

Tan jodidamente real...