jueves, 3 de marzo de 2011

Merienda.


Estuvo bien, pero luego tuve que librarme de tu abrazo.
Me pareció que de él fluía una sustancia melosa, un líquido-sólido que pretendía envolverme por completo.
Tu peso era insuficiente como para cargar conmigo. Deduje que pretendías conservarme para alimentar a tus futuras crías.
Fue nuestro último día de campo.
Safe Creative #1103038626552

Fotografía: Nickolas Muray.

6 comentarios:

Julio Genissel dijo...

Me gustó mucho, muy buenas imágenes de la situación. "Liquido-sólido" (contradicción física) detiene inecesariamente la lectura, desentona la impresición en un texto preciso, solo eso. Felicitaciones muy logrado.

Esteban Dublín dijo...

Te sobra la tilde del tu, Fernando.

Pablo Gonz dijo...

Puede que sea una debilidad personal por esa temática o una traición de mi olfato, pero en este registro del micro de terror (en general en la temática fantástica) tus textos alcanzan una mayor vibración que en los otros.
Abrazos fuertes,
PABLO GONZ

Fernando Remitente. dijo...

Hum, parece que de correciones va la cosa... Je, je... Gracias, Esteban, por señalar el error (edito). Y gracias también por tu aportación Julio, pero a mí sí me gusta cómo suena.

Vaya, Pablo; yo no calificaría este micro dentro del género de terror. Lo veo más bien realista y cotidiano (con un toque de cuchillas giratorias por fondo).

Muchas gracias a todos.

Pablo Gonz dijo...

Pues nada, Fernando, que me volvió a traicionar la imaginación. Yo vi a un tipo haciéndole el amor a una araña gigante. Y claro, me dio canguelo.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Fernando Remitente. dijo...

Qué envidia tu imaginación, Pablo. Yo soy terriblemente literal y realista. Tal vez por eso confundo a las arañas gigantes con muchachas. O viceversa.

Un abrazo.