jueves, 16 de junio de 2011

Le descalifican del Relatos en Cadena por apagar un incendio.



En la mañana de ayer, F.R. acudió a sofocar un incendio con peligro de derrumbe en un bloque de viviendas del extrarradio. Después de cargar a sus espaldas niños semiasfixiados, ancianos al borde del infarto y mascotas con el pelo en llamas, F.R. comprobó que tenía varías llamadas perdidas de un número con prefijo de la capital.
«Al principio me extrañó, porque no tengo amigos ni parientes en Madrid», confiesa con voz distorsionada. «Después se me ocurrió que podía ser del concurso».
Efectivamente, al devolver la llamada, la voz del otro lado del teléfono se identificó como la Cadena Ser.
«No podía creerlo. Llevo dos años enviando entre diez o quince relatos semanales y nunca había quedado finalista.»
Pero cuál fue su sorpresa cuando, tras pasarle con un redactor del programa «Hoy por hoy» le comunicaron su descalificación; al no poder ponerse en contacto con él, habían dado paso al siguiente preseleccionado en el concurso.
«Soy consciente de que en las bases se especifica que tienen que establecer contacto con los finalistas al menos con 24 horas de antelación a la final, pero no esperaba que llamaran sólo media hora antes del cierre del plazo.»
«Habrá otras muchas personas», razona, «que se encuentren trabajando o estudiando a esas horas y no puedan atender la llamada».
F.R. no se desanima y manifiesta la intención de seguir participando en el concurso:
«La proxima vez»,asegura, «dejaré que ardan».
Safe Creative #1106169481755

6 comentarios:

Víctor dijo...

¿Basado en hechos (semi)reales, Fernando? Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Pues yo que tú no participaba más y que les den por saco con sus prisas (y no es un juego de palabras, aunque me ha salido así)

Gotzon dijo...

Pues vaya chasco, con lo complicado que resulta llegar...
Hoy en día si algo sobra son métodos para contactar con una persona, si lo que cuentas es real, me parece fatal por parte de la organización. Un saludo.

vittt dijo...

estoy aplaudiendo. no me preguntes cómo escribo entonces. ovación cerrada.

R.A. dijo...

Lo primero que he pensado Fernando es que está basado en algo real, y que te ha pasado a ti. Luego he pensado que qué manera más acohonante de plasmar la faena en un texto y después he recordado que a´mí una vez me pasó lo mismo.


La próxima edición con el móvil a otdas partes...
Un saludo

Fernando Remitente. dijo...

Como dice Víctor tiene su parte real.

Por supuesto, a pesar de mi porte, yo no pertenezco al cuerpo de bomberos (no fuera a ocurrir lo que dice en el relato y vinieran a por mí).

Muchas gracias a todo.