jueves, 15 de marzo de 2012

Justicia poética.


Louis Ferdinand Céline lamentaba amargamente que su cartero era judío y retenía el correo dirigido a él.
Lo cierto es que no le escribía nadie.
Safe Creative #1203151306543

3 comentarios:

Nicolás Jarque dijo...

Sólo se contentaba imaginándose la realidad a su antojo y echándole la culpa a otro. Muy típico de la raza humana.

Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Es lo malo de la paranoia. Justificada o no.

Un abrazo,

Fernando Remitente. dijo...

Cuando se habita el completo abandono y la absoluta soledad qué mejor que un malvado enemigo al que echarle la culpa. Céline sufrió el odio unánime de su tiempo y su época. Su antisemitismo hizo el resto.

Salud.