martes, 3 de abril de 2012

Herejía.


Era un ángel pero yo no creía en Dios y la traté como a una cualquiera.

  Safe Creative #1204031417694

9 comentarios:

Elisa dijo...

Tiene fuerza este texto.

Víctor dijo...

Plas. Splash. Ploff. A lo Batman y Robin. En toda la boca. Me gustó, título incluido. Para enmarcar.

malditas musas dijo...

Me dejó desangelada... :¬) Buen micro.

Saludos

Luisa Hurtado González dijo...

Es muy muy bueno. Ay de los descreídos, que a veces son tan tan incapaces de creer, en nada, en nadie, ni tan siquiera en sí mismos.

Nicolás Jarque dijo...

Suele pasar muchas veces que no nos damos cuenta de la condición de los que nos visitan hasta que se marchan. En pocas palabras has conseguido hilar una historia con muchos sentidos.

Abrazos.

Mónica Ortelli dijo...

El tipo se arrepiente cuando ya es tarde: ella se murió o se casó con otro.
Ideal para ser letra de un tango.

Fernando Remitente. dijo...

Amigas, amigos:

El ser humano transita entre el momento en que ansía lo que no tiene y el que lamenta perder lo que ha tenido. A veces, con algún instante suelto entre medias.

Muchas gracias por pasar por aquí.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Puestos a sufrir menos, mejor así que ella fuera la que lo tratara como un cualquiera.

Un micro protéico, agudo, irónico, potente.

Un abrazo,

Fernando Remitente. dijo...

Muchas gracias, Pedro; supongo que, invadido por los efluvios de la Semana Santa, el protagonista de mi cuento habrá cambiado de opinión.