viernes, 11 de marzo de 2011

Inocencia.


¡Acelera!, grito, y David mete la marcha y pisa a fondo, mientras sopeso el botín y le hago un corte de mangas al dependiente de la tienda de golosinas.
Por desgracia, los coches de cartón no ruedan.

Safe Creative #1103118680139

Fotografía: theirhistory.

5 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Jajajajajajaaj. La inocencia siempre ha sido para mí, más que un referente de ternura, una herramienta del humor. Lo conseguiste, como sueles hacer, con una sencillez asombrosa.

Pablo Gonz dijo...

Muy divertido. Sigues sorprendiéndome.
Abrazos,
P

Víctor dijo...

Pensaba que lo había comentado. Muy bueno, Fernando.

Gin Hindew 110 dijo...

Muy bueno, muy divertido, de veras

Fernando Remitente. dijo...

Los niños, ya se sabe, siempre unos angelitos...

Gracias por seguir por aquí.