miércoles, 29 de junio de 2011

Descargo.


En contra de lo que todo el mundo suele creer, los zombis no sufren de un apetito continúo que les obliga a perseguir, a jornada completa, cualquier cerebro fresco en movimiento.
Lo que ocurre es que su caminar es lento y distendido y se ven obligados a acumular para aquellos momentos en que no dan alcance a su presa.
De ahí que jamás dejarán de perseguirte.

Safe Creative #1106299568043

4 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Actúan sin prisa pero sin pausa, como se suele recomendar para todo ;-)

Fernando Remitente. dijo...

Y lo voluntariosos que son, Miguel. Cráneos previlegiados, qué diría aquel...

R.A. dijo...

El humor negro y hasta la ironìa de este micro me gustan mucho.


Saludo

Fernando Remitente. dijo...

¿Humor negro? ¿Ironía? Sólo trato de advertir de identificar al enemigo.

(Muchas gracias, Rosana