jueves, 2 de junio de 2011

Western.

Rebaso el resquebrajado cartel de entrada al pueblo justo después de conseguir dar esquinazo a los indios. Pido un whisky en el Saloon y acabo peleando a puñetazos con el matón, empleado a sueldo del dueño, quien obliga a prostituirse a dos huérfanas mestizas. A tiros, desmantelo hasta el último vestigio de su organización criminal. Una de las huérfanas me da un beso con lengua. Un minuto más tarde, parto en dirección a otro pueblo. 
Safe Creative #1106019354239

8 comentarios:

Sucede dijo...

Una escena de vaqueros en un microrrelato. Perfecto!
Saludos!

Miguel Baquero dijo...

Y eso que tu protagonista llegaba cansado de huir de los indios, que si llega a presentarse entero yo no sé qué más hubiera pasado

Fernando Remitente. dijo...

Bueno, Sucede... Yo más que una escena pretendía hacer la película entera... A lo mejor me han faltado subtramas.

Algún día caerá, Miguel. De eso podemos estar seguros...

Gracias.

vittt dijo...

tienes que contarme cómo has logrado insertar la música

No Comments dijo...

¿Huían de mí? Algo malo estaban tramando claro, jeje

Un saludo indio

Fernando Remitente. dijo...

Es sencillo, Vitt: basta con establecer un lazo telepático con aquel que lee el cuento e imitar mentalmente el sonido de un arpa de boca y una harmónica.

El hombre blanco ya se sabe, No Comments: nunca trae buenas intenciones.

Saludos.

Esteban Dublín dijo...

Sí es una película completa. No le falta nada.

Fernando Remitente. dijo...

¿Tendrá segunda parte, Esteban?

Saludos internacionales.