viernes, 4 de noviembre de 2011

Toda la verdad sobre el siglo XX.


Había un baile de osos, en el que participaban auténticos osos, controlados por entrenadores disfrazados de osos, mezclados con los invitados: los humanos disfrazados resultaban más verosímiles o quizás sólo más acompasados que los osos verdaderos.

Ana María Shua.

3 comentarios:

Rosa dijo...

Tanto oso me ha mareado...

Besos desde el aire

Nicolás Jarque dijo...

En un mundo de apariencias, los más duchos o auténticos son los que no necesitan disfraz. Me ha gustado este micro de una grande del genero.
Un abrazo.

Fernando Remitente. dijo...

Así fue el siglo, Rosa: mareante.

En realidad, Nicolás, no se trata de un microrrelato. Está entresacado de una novela de Ana María Shua titulada: La Muerte como Efecto Secundario". Novela que recomiendo vívamente.

Un saludo.