martes, 5 de enero de 2010

Extraña vida de muñeco.

La princesa despertó asustada, pero él le dijo que era el rey de los turcos, llegado por los aires, y eso la tranquilizó.

Hans Christian Andersen.

1 comentario:

no comments dijo...

Claro, eso digo yo pero nada.

Un saludo indio