martes, 16 de noviembre de 2010

Curriculum.


No soy nuevo en esto. Dediqué siglos a apuñalar la órbita de la luna y a recoger la brisa de las mareas. Trabajé recogiendo el amanecer en los campos y enterrando el frío invernal para que no dañara a los recién nacidos. Consolé a los árboles. Enseñé a los animales cuánto debían saber sobre el instinto. Y aunque quienes me encuentren verán un hombre derruído, no podrán más que disfrutar mi obra.
Safe Creative #1011167861815

Fotografía: William M. Vander Weyde. 

8 comentarios:

Pablo Gonz dijo...

Muy original; o sea, muy sentido. Todo un grito de guerra en labios de un escritor: renacen las potencias y se expresan, lo cual yo celebro.
Más abrazos,
PABLO GONZ

Fernando Remitente. dijo...

Hay mañanas en las que uno se levanta poético. Mañanas bellas sin duda, pero tan arduas...

Muchas gracias, Pablo. Y un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Es un auténtico poema. Un auténtico y gran poema

Gin Hindew 110 dijo...

Un poco mas de encarrilamiento se hubiera apreciado pero ¡Bravo!

Baizabal dijo...

Brillante Fernando, de verdad. Con ese curriculum uno se queda pasmado, sin palabras.

Un abrazo

vittt dijo...

admirable obra

Un tipo dijo...

Lo encuentro magnífico (metafóricamente crítico también).


Un saludo.

Fernando Remitente. dijo...

Muchas gracias a todos. La verdad es que tuve muchas dudas a la hora de publicarlo. Más que un relato, es microprosa poética.

Me alegro de que os haya gustado.