miércoles, 19 de enero de 2011

Asociación para la defensa de la familia.


Sólo una vez, en su larga y a la vez breve existencia, Aurelio giró la cabeza hacia su madre y dijo:
—Te quiero.
Para ella fue insuficiente.
Para Aurelio agotador.

Safe Creative #1101198291450

Fotografía: Southworth & Hawes.

10 comentarios:

Torcuato dijo...

Genial.
Resumen perfecto de una relación madre/hijo imperfecta.
Felicidades, Fernando.

Un tipo dijo...

Tsss. Excelente.
Saludos.

El Eskimal dijo...

Está de agonía. Un gran esfuerzo pagado. Saludos.

No Comments dijo...

Muy bueno Fernando. Ese final me dejo agotado, jeje

Un saludo indio

vittt dijo...

comprendo a ambos

Anónimo dijo...

Bravvvvo!

manuespada dijo...

En unas pocas líneas resumes perfectamente toda una vida maerno-filial. Estupendo.

Esteban Dublín dijo...

Qué difícil esa relación. Abrazos.

Baizabal dijo...

Caramba, Fernando, has logrado un microrrelato con sus caracterísitcas esecniales: brevedad y elipsis; toda una historia.

Un abrazo

Fernando Remitente. dijo...

Los psicólogos opinan que el fenómeno de la violencia doméstica tiene que ver con la falta de guerras. Dicho de otro modo: en ausencia de guerra, el segundo foco de violencia es la familia.
Siempre me hicieron gracia los defensores del concepto de familia en abstracto. Cada familia es un mundo y, en muchos casos, ese mundo es el infierno.

Muchas gracas.