miércoles, 25 de mayo de 2011

Grado.


Perfeccionábamos nuestros estudios: ella aprendía a hacer vudú y yo practicaba el exorcismo. Me acribillaba a alfileres mientras yo le arrojaba agua bendita. Me perforaba los intestinos y yo la ensartaba contra la pared con astillas del santo madero.
Ninguno de los dos llegó a terminar el curso.
Safe Creative #1105249293653

Fotografía: James Jowers.

4 comentarios:

Víctor dijo...

La imagen, sangrienta, me gusta.

No Comments dijo...

Excelente, jeje. Normal que ninguno acabara el curso, jajjaa

Muy bueno.

Un saludo indio

Luisa Hurtado González dijo...

Bueno, parece que entre estudios y prácticas, aunque no aprobaran el curso, mal no se lo pasaron. ¿No?

Fernando Remitente. dijo...

Ay, amigos y amigas: se suele describir el amor como algo mágico, pero jamás, y quiero decir JAMÁS, deberían mezclarse.

Un saludo.